Jóvenes x 5

Por la paz, por la libertad, por la justicia…. sobran las razones para marchar.

Publicado en ¿? | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Necios

DSCF0525Mañana serán 5844 días de necedad.

De fidelidad a esos principios que muchos juzgan, de la certeza de que esta Isla y su gente levantaron justamente los fusiles y nada de lo jurado aquel abril ha sido olvidado.

Mañana serán 5844 días de lejanía, de abusos, de silencios, de ausencias… 16 años es mucho tiempo de estar dispuestos a morir como vivieron, aunque sean 16 años más.

Publicado en De mis pensares, Mi Cuba insomne | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Engaño

thAntes, cuando existían…. no, eso era mentira…

Publicado en De mis pensares | Etiquetado | Deja un comentario

Mi Gordo

DSCF0339A Carlos Alberto, por tu cumple,

por el beso que la distancia me impide darte

 

A él, a él lo amo, así, con todo el peso y la certeza que encierra esta idea.

Lo amo porque estoy predestinada a hacerlo, de otra forma no podría ser con el padre que Luisa nos regaló.

Mi Gordo es seco y parco, fuerte y de poquísimos gestos; yo- todo lo contrario-, melosa y pegajosa, adicta a su voz y a su sonrisa… aún así, siendo tan diferentes, cuando me mira sé que me abraza, y con una sola de sus palabras puede colmarme de mimos (solo dos frases que me conmueven la vida, una de ellas es el “mi niña” con que me define).

Lo amo sin importar sus manías, sus silencios, su lejanía, que desaparezca nuestra foto (que no le guste hacerse fotos), que sea un oso invernando los domingos… no importa, igual puedo recorrer kilómetros por un beso de bienvenida y otro de despedida cinco días después, y por saberlo a la distancia de una mirada con el rabillo del ojo . Por él, y solo por él, soy capaz de cruzar todos los límites.

Lo amo porque no es perfecto sino humano, porque es narizón (como legítimo miembro de esta familia), porque compartimos los ojos de abuela y porque no me imagino mi vida sin lo mejor de papi que me queda, él.

 

 

Publicado en Nostalgias, Soy camagüeyana | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Sentencia

“Sé feliz”, escribió…. entonces sobrevinieron las dudas.

Publicado en En una crónica el alma | Etiquetado , , , | 3 comentarios

Los colores de mi vida

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Ella es mi constante, lo es desde que nació y yo no sé resistírmele, tampoco quiero.

Esta vez todo salía acorde al plan: sábado en casa con Tata (hecho), quería refresco (hecho), mermelada con queso (hecho), yo quería que pintara por primera vez con acuarela y pinceles….. hasta ahí salió todo bien…

Después de una hora buscando no encontré los pinceles, pero promesa es promesa, así que: le puse una camiseta mía, abrí un nylon en el piso de la cocina y con un cepillo de dientes (innovación como pincel) comenzamos a hacer trazos en papeles y hasta en nosotras.

En resumen, hasta ese momento todo fue bien, en lo adelante fue espectacular.

Publicado en En una crónica el alma, Nostalgias, Soy camagüeyana | Etiquetado , , , , | 2 comentarios

Mi vida a la K

Nací cuando Karla abrió los ojos al mundo y supe que este era mi paralelo un instante después de que me apretara con toda la fuerza de tu ser mi mano derecha.
Con ella los rídiculos y los sí son mi estado normal, no me importa tener el pelo lleno de pure, el brazo pintado de acuarela verde, quedarme sin pelos mientras me (des)peina, cantar barquito de papel 30 veces en menos de una hora y hasta soportar a Doki en los años pos Calabacita.
Es mi actriz preferida, me hace creer que quieres que la bañe cuando lo que espera es poder jugar con agua, y se descubre como una pequeña maga cuando por arte de sus encantos desaparece todos mis platanitos fritos.
Desde pequeña me acompaña en la lectura de Adelante, me prueba cada sábado su temprana lealtad a mis ochos planas roji-negras; le divierten los barquitos de papel hechos con las páginas que fueron noticias, y yo disfruto pensar que compartimos ya esta pasión por las letras impresas.
Mi niña protagoniza mis devaneos filosóficos, ahora no solo me parece posible un mundo mejor sino se me hace necesario porque cuando se prende a mi cuello para dormir, y me regala una sonrisa de “hata horita”, me convenzo que por ese nanosegundo de felicidad puedo darlo todo.
Con tu llegada “Tata” se convirtió en mi palabra favorita y ser tu tía en la razón de mi vida.

 

 

Publicado en En una crónica el alma, Nostalgias | Etiquetado , , , , | 1 comentario