Casualidades

Y puede ser que que existan las casualidades, y con un un café o una pizza, el mundo comience a crecer, a llenarse como la Luna llena.

Y, de casualidad, dejes tu marca, tu huella, tu forma: una canción, una ciudad, un libro… un sueño.

Y, quizás, casualidad mediante, los caminos se crucen, se aferren, se imanten y descubramos que, casualmente, antes todo fue un ensayo para este final.

Y tal vez, sean setenta las casualidades que nos lleven a un amanecer.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en En una crónica el alma y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s