Los caminos de la solidaridad

Dicen, los que andan por ahí plantando discordias, que Cuba “trata” con sus médicos en una moderna esclavitud, incluso alegan injerencia de estos en asuntos internos de los países en que están.
Almagro, aquel que no tiene moral para hablar ante el mundo de derechos, aseguró en la sede la Organización que bien representa (OEA) que nuestro gobierno comete crímenes de lesa humanidad enmascarados con la cooperación médica cubana en el exterior. La Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), institución estadounidense que aporta fondos para los programas de subversión dentro de Cuba, destinó tres millones de dólares para proyectos dirigidos contra las brigadas médicas, en clara defensa de los “mejores intereses”. Seguir leyendo

Publicado en ¿? | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

Los verdaderos héroes

En Bolivia todo les parecía sueño. Sabían que jamás serían abandonados. Sabían del peligro aunque en el ADN-inocencia del cubano para asuntos de este tipo quizás no estaban tan conscientes de la complejidad de la situación. Lo que nunca fue un sueño era la incertidumbre, los sobresaltos, las calles bloqueadas, las puertas de cristal, la Interpol, las vejaciones… el miedo. Todo era un mal sueño. Lo fue hasta que aterrizó el IL-96-300 con la misión de llevarlos a casa.
El vuelo más largo de la vida de muchos, antes de conocer los nervios de acero de la tripulación dispuesta a todo para cumplir su encargo, antes de subir al avión casi sin entender todavía por qué tenían que abandonar a los que esperaban por una operación, o habían caminado seis días para una consulta; por qué habían convertido sus batas en un blanco político.
Un hecho que intentó desconocer lo que el Ministro José Angel Portal Miranda señaló: “Podemos mostrar con orgullo los resultados de esa cooperación médica, a la que 17 mil 648 profesionales de la salud han brindado su modesto aporte. Se han realizado en Bolivia 73 millones 330 mil 447 consultas médicas y un millón 529 mil 301 intervenciones quirúrgicas”.

Hoy tenemos la certeza de que hubo un después. Uno que aquí, a más de 4 mil kilómetros, y mar por medio, también esperamos con incertidumbres, con sobresaltos… con miedo.
Cuando el IL-96-300 comenzó a soltar su valiosa carga nacional seguían siendo 224 familiares cercanos de cada casa cubana donde una vela prendida, una oración, un sms… esperaba su retorno.
Seguir leyendo

Publicado en Mi Cuba insomne | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Historias de solidaridad

Algunas te dominan. Hay veces que transcurren frente a ti y te sobrecogen. No siempre puedes columpiarte entre la historia y la gente que la cuenta. Los sentimientos te juegan malas pasadas, te llevan, te usan. Esas veces te vuelves una mala periodista y un mejor ser humano.
Pero hay veces que mientras lloras logras entender. Logras sentir el por qué un cubano, de esos que dicen que los hombres no lloran, junta y despega las manos en claro nerviosismo, y cuenta sin parar, como quien lleva horas en silencio tratando de tragar lo que no pasa, lo que necesita sacar, lo que le quita el sueño, lo que le apaga el brillo de los ojos. Esas ocasiones valen todos los errores, todos los minutos, todos los orgullos, todas las bofetadas al rostro: este es un pueblo de temple, de vida, de entrega, de valientes. Seguir leyendo

Publicado en Mi Cuba insomne | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

El ciclo de la Historia

La Historia tiene maneras de enseñarnos. Una espiral de sucesos que nos pueden llevar al desarrollo o al inequívoco ejercicio de la repetición. Si algo tenemos los nacidos bajo el signo de Cuba es buena memoria, sobre todo ante la amnesia, selectiva, de quienes han gobernado en el Norte vecino.
Los creídos Mesías estrenaron su divina misión de interventores pacifistas en el hemisferio mucho antes de extender su manto al resto del mundo. Desde entonces una pieza apetecible ha sido esta nación indómita.
Una nación que desde 1492 aprendió a vivir con la cruz y la espada rozándele la garganta al tiempo que se nombraba y se definía. En medio de toda esa sangre y esa vida que cuestan los aprendizajes a fuego estuvo Estados Unidos a la sombra, esperando el momento de la “salvación” por su mano de un pueblo de débiles y afeminados, incapaces de gobernarse.
Martí, el hombre a quien nunca le tembló la vida por Cuba, alzó la voz y contó de nuestro servicio a la paz, tan antiguo como nuestras ansias independentistas. Pero donde muchas veces olvidan el por qué de las luchas y la muerte de Abraham Lincoln no cejaron en su empeño. El inmenso cubano lo vislumbró e hizo su causa evitar su extensión por Nuestra América. Seguir leyendo

Publicado en De mis pensares, Mi Cuba insomne | Etiquetado , , , | 2 comentarios

Casualidades

Y puede ser que que existan las casualidades, y con un un café o una pizza, el mundo comience a crecer, a llenarse como la Luna llena.

Y, de casualidad, dejes tu marca, tu huella, tu forma: una canción, una ciudad, un libro… un sueño.

Y, quizás, casualidad mediante, los caminos se crucen, se aferren, se imanten y descubramos que, casualmente, antes todo fue un ensayo para este final.

Y tal vez, sean setenta las casualidades que nos lleven a un amanecer.

Publicado en En una crónica el alma | Etiquetado , | Deja un comentario

Martí y El Camagüey

El hecho de que Martí no estuviera físicamente en Camagüey no impidió que el halo de su vida y su obra tocara a esta provincia.

En sus textos hay referencias a unos 119 camagüeyanos, 110 a Camagüey y 31 a Puerto Príncipe.

Muchas veces en estos acápite no se incluye una visión de la región sino del suceso o persona a la que hace alusión. Seguir leyendo

Publicado en ¿? | Deja un comentario

Apuntes para una Feria

Mi Adelante tuvo su espacio también en la Feria del Libro

en Camagüey, para no divagar en amores me hice unas notas.

De lo que dije y de lo quedó en agenda aquí está todo.

 

Adelante es un espacio vivo al que no tienes más remedio que entregarte. Es al mismo tiempo un sentimiento y un compromiso y un lugar físico.

Lo primero lo hace una familia, una que crece y se extiende, una que discute y se deja de hablar una semana, una que llora y te salva, una que se preocupa, una donde hay buenas plumas y malos genios (como me dijeron hace poco) que te toca el alma para toda la vida. Eso lo hace un sitio real y lo segundo (lugar físico) un espacio imperfecto pero perfectible, un lugar donde faltan cosas pero habitado por un grupo heterogéneo de eternos inconformes y por tanto la provocación del cambio está a la orden del día, tanto en los asuntos de cortinas y colores para las paredes como para cada edición, digital o impresa, para cada foto, texto o tiempo verbal, incluso para cada comilla que se utiliza. Seguir leyendo

Publicado en De mis pensares, En una crónica el alma, Nostalgias | Deja un comentario