Abra

Martí,

Esos pisos los marcaste, esa era tu vista todos los días. Esos fueron los últimos parajes de Cuba que miraste antes de partir.

Allí fuimos, a encontrarte otra vez.

Te buscamos en las historias, en la cocina, en los pasillos, en la ventana ancha, en la palma del fondo del cuadro.

La tarja recuerda que es monumento nacional, el reloj solar, que desde entonces el tiempo ha pasado. Las vigas por cambiar que todo tiene su final, pero tú no.

Dicen que un día como hoy te mataron en Dos Ríos, ahí también fuimos y no te encontramos muerto, y definitivamente en la Isla estás joven y vivo.

Allí escribiste, romanceaste, uniste y fundaste, tus verbos favoritos.

De ahí te llevamos más cerca, más humano, más nuestro.

 

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, En una crónica el alma y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s