Libertad

Desde que llegó no hubo silencios, la risa fue el lenguaje común para la felicidad.
El epicentro del mundo estaba definido: la novia pequeña ganaba terreno solo con su mirada. Para ella eran todos los besos y los mimos, a cambio le regalaba las sonrisas más pícaras en clave de gorjeos solo para él.
Para su amor, solo tenía la mayor de las ternuras. El amor que creció con los años y no se amilanó con los obstáculos vale todos los planes para un mañana posible.
El mejor espectáculo es el presente de tres, las bromas, la alegría contagiosa, las promesas … la libertad cierta.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en ¿?. Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Libertad

  1. Rebeca dijo:

    Excelente comentario, con particular ternura y belleza. Bravo por ti, mi hija querida…….

  2. Pingback: Volver a casa | La mariposa cubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s