LOS TIOS

De mi tío Fermín

 Por herencia genética el Tío(a) es el hermano(a) de uno de nuestros padres.

Esto significa que aunque jurídicamente no es descendencia de primera línea sí tenemos obligaciones (éticas, materiales, etc., etc., etc.)

Pero no solo existe el Tío ese a que nos referimos, existen personas que aunque no portan nuestra carga genética las tenemos en nuestros corazones como Tíos, nos ha criado desde que aun usábamos pañaes (el equivalente a los mata pasiones y anti eréctiles, cosas que usábamos los hombres y mujeres de antaño, y no los ricos y suaves pampers actuales).

Existen frases relevantes que han trascendido durante muchos años para referirse a los tíos como: ¡A cualquiera se le muere un Tío! Expresión que ha sido usada y abusada para una justificación de ausencia al trabajo o a otro tipo de reunión a la cual no deseamos ir.

Al que Dios no le da hijos el diablo le da sobrinos, otrs que siempre atribuimos para esos diablitos que nos mortifican, nos hacen travesuras o metafóricamente para alguien que nos ha hecho una de las de ellos y tenemos ahora que pagar las consecuencias.

Tenemos aquellos tíos que los bendecimos, y nos alegramos de su partida terrenal gracias a que eran portadores de una fortuna y nos llega el aviso de que éramos partícipes de esa fortuna (casi siempre no lo conocíamos o ni sabíamos que existía).

Hay un tío especial que es aquel que se caracteriza por su tacañez, herencia del Pato Donald cuyo tío con sus sobrinitos, los tres angelitos, sentía lazos afectivos grandes pero no soltaba ni un maní de a peso.

Otro tío de renombre, ése Tío Perico, aquel que por ir a su boda y ser comilón el gallo se ensució el pico y nadie quería limpiarle el pico para poder cumplir con la boda.

Y qué decir de la Tía Tata, ésa de los cuentos, la que siempre nos decía arriba arriba compañerito, llegó la hora del cuentecito.

Qué cara ponía nuestra madre cuando en el fin de semana o en las vacaciones tocaban a la puerta y sonriente y con la algarabía propia de unos niños y a veces jóvenes que gritábamos: mamá, llegaron los tíos Andrés y María Manuela. Eso siempre iba con la clásica pregunta y respuesta ¿cuánto tiempo van a estar por acá?, no, solo una semanita para hacerse un chequeo que Andresito no anda bien; todavía recuerdo aquella ocasión que esos tíos Manuelita y Andrés pasaron mis vacaciones de junio, julio y parte de agosto en casa, qué manera de divertirme, no con ellos sino con la cara de mi papá.

Hay muchos tipos de tíos, pero hay uno(a) en especial que no lleva nuestros genes ni tiene que ver con nuestros antepasados, es esa mujer que en la beca (cambiando ropas, lavándonos la ropa y por qué no, a veces nos traía un pedazo de pan de su casa o “te traje estas croquetitas de ave para que mates el hambre de  tu edad, o en el comedor cuando nos llenaba un poco más la bandeja de nuestra comida y una sonrisita pícara que tanto nos decía), no teníamos carga genética pero sí le teníamos un afecto que alguien le dice “cariño”, otros le dicen con más razón, amor.

Y qué decir de algunos que en vocabulario de calle te llaman “Tío ¿cuál es la trova de hoy?”, “Tío, pa´dónde se va pal Casino?”, “Tío, dame una lumbre pa´mi apagado”, en ese momento tan falta de ética, cultura o no sé qué, no se si mandarlos al ciruelo o decentemente responderle que no sé, o solo mirarlos sonreír y no decirles nada.

Hay unos tíos(as) especiales que han surgido de esa relación desde pequeños, que han surgido del amor hacia la amistad verdadera y que si pudiéramos trasplantar algunos genes lo haríamos sabiendo que nos compenetraríamos hasta en la misma sangre.

Y por esta última razón es que hoy nos vemos aquí para celebrar este día, de estos verdaderos tíos con una maravillosa sobrina a la cual le agradecemos su gran iniciativa de celebrar el DIA DE LOS TIOS.

 

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en En una crónica el alma, Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a LOS TIOS

  1. Mi Marioposita qbana que desde tan lejos te observo, me parece increible que ya hayan pasado 3 anos cuando por primera vez descubri tu bello blog recien creado, por supuesto con la ayuda de la Mariposa mayor que me transmitio el mensaje, y como si fuera poco la celebracion del 2ndo ano del Dia de los Tios que un ano despues instauraste. Aunque en la lejania ,he podido saborear y con orgullo disfrutar cada uno de tus triunfos como poeta /periodista pues como siempre te he dicho tu prosa es poesia. Mil besos y Felicitaciones por tanto talento y amor que repartes en tu corto paso por la vida.Muchos saludos para el resto de los tios y tias especialmente para mi querida Maty.Te queremos mucho , Los penguins de tu tia ausente Y

    • Mi tía bella, no sabes cuánto te quiero… y cuán especial haces mi vida, aún con mar y tierra por medio de las dos.. te quiero infinitamente, miles de mariposas y besos infinitos para todos, en especial para ti

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s