Gigante

Copia DSCF2313-001Por estos días te has convertido en maestra de obra, en ayudante de albañil, en economista, en encargada de almacén; todo al mismo tiempo.

Unas veces has sido pañuelo, otras bastón, siempre puerto.

Puedes ser a la vez mazo y rosa, manso riachuelo o ciclón tropical.

Me niegas algunos de los mil te quieros y varios de los cientos de besos que te exijo, no por falta de amores eternos, sino porque prefieres demostrar.

Y yo, te digo hasta el cansancio el verso que me inventé en la niñez te repito millones de veces lo esencial que eres para mí, gigante mía, madre mía.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, En una crónica el alma, Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s