Adelante, la pasión de una vida

Foto: Leandro Pérez Pérez

Bueno, este material ya no sería algo así como un palo periodístico, ni sería actual, pero para honrar a quienes han dedicado su vida a HACER creo que no hay fecha límite, así que les dejo esta entrevista, en la que se me fue parte de mi corazón, a uno de esos especiales hombres que han dejado de ser individuos para convertirse en Adelante, mi cincuentenario semanario:

dsc08572Desde que supe que dialogaría con él en el plano de una entrevista formal no me han dejado de temblar las ideas. ¿Cómo poner en la silla del entrevistado a un viejo redactor? ¿Cómo escribir sobre quien tantas veces ha auscultado las páginas de este Adelante que tiene insertado en su código genético? Periodista primero, jefe de redacción, subdirector, editor de la página web, y durante muchísimos años jefe de información, Oriel Trujillo Prieto viene a ser uno de raros personajes que andan por ahí marcando la historia de una forma callada y honrada.

Entró en este negocio de traficar con palabras impresas el 1ro de mayo de 1966 como corresponsal voluntario allá en su natal Esmeralda. “No lo hice por vocación, en aquel momento no tenía la menor idea de lo que era el periodismo, todo fue completamente empírico, solo respondí a una tarea que me dieron, y a golpe de ‘cocotazos’ empecé en este mundo.

A mediados del ’67 me seleccionaron para cursar algo así como un técnico medio en periodismo en la Escuela Nacional del Partido Ñico López en La Habana durante tres años. Fue una experiencia muy provechosa, con excelentes profesores, y mucho aprendimos desde el punto de vista cultural y político. Cuando terminó no acepté ninguna de las ofertas de trabajo que me hicieron y regresé para Camagüey, y me ubicaron aquí en la redacción, aunque me vinculé en un inicio también al entonces Centro de Información de la Prensa, y que en ese entonces lo dirigía Orlando Castellano.

Todavía en la capital, Jorge Luis Canela Ciurana, quien fue director de Trabajadores, me recomendó ‘acércate a Armando Boudet, Rolando Ramírez, Rolando Sarmiento Hernández y a Aurelio “Yeyo” Arteaga Marín que soy muy profesionales y tienen mucha experiencia, a su lado vas a aprender mucho’. Por supuesto que no perdí la oportunidad, en el periódico había una familia de gente consagrada al periodismo, a la Revolución”.

— Lo que más llena a un periodista es perseguir la noticia, sin embargo usted estuvo solo ocho meses como reportero. ¿ En lo personal se siente satisfecho de esa etapa?.

— Estar en la calle fue algo maravilloso, trasladar en aquellos años todo el esfuerzo que estaba haciendo el pueblo por desarrollar la provincia. La histórica zafra del ’70, en la que se publicaron entrevistas a aquellos nobles macheteros, fue muy enriquecedora, muy nutritiva. Cuando Fidel anunció que no se iban a cumplir los 10 millones estuvimos casi tres días sin salir del periódico; grabamos los dos discursos que dio con nuestro equipamiento rústico y los publicamos íntegros para que los camagüeyanos los tuvieran en la mano.

Después, aunque en otras funciones, ya sin escribir, no dejó de ser especial la rutina, fuimos testigos de la transformación de todo Camagüey, la construcción de las industrias en Nuevitas, de la “Tínima”, los ambiciosos planes arroceros, la construcción de viviendas, los recorridos de Fidel, el desarrollo de la cuenca lechera, y el periódico de cierta forma contribuyó y participó en esta honrosa labor al tratar de reflejar la forma en que se hacía todo”.

Las responsabilidades lo habían obligaron a asumir una posición anónima en el trabajo diario de la publicación, aunque al mismo tiempo, y sin jactarse de ello, era uno de los protagonistas en este empeño de muchos que es el Adelante. “La mayor cantidad de años estuve al frente del departamento de información, que es el corazón de una redacción periodística porque ahí se orienta, se planifica, se organiza todo el trabajo y los recursos necesarios, transporte, fotógrafo, para garantizar el quehacer de los periodistas”.

— Usted tenía en las manos el “poder de veto”, por así decirlo, de lo que se publicaba o no. Estoy segura que los malos tragos no faltaron, sin embargo muchos recuerdan con especial agrado los más de veinte años que Oriel estuvo en esas funciones. ¿Cómo se logra esto?

— Hay que tener mucha paciencia y mucha calma. Estar dispuesto a escuchar siempre, y tener debajo de la manga la solución para cualquier problema que pudiera aparecer. También es una tarea que requiere mucha consagración, hay que estar pensando en el periódico las 24 horas del día, leer mucho y estar actualizado de lo que pasa en todo el mundo. Además tienes que amar lo que haces y anteponer siempre los intereses del periódico a los personales.

Hubo un tiempo en el que solo disfrutamos de 15 días de vacaciones y aunque en nómina estuviéramos de descanso en la realidad no salíamos del periódico dando una vuelta, viendo si había algo que hacer o si podían ayudar, todos estábamos muy a gusto con esta familia”.

Una vez, sin presagiar entrevistas, este sincero hombre me confesó que en esta redacción había echado su vida, y se había convertido en su hogar, en el que encontró a la compañera personal, Olga Lidia Vilató de Varona. El mismo que él me abrió y en el que me recibió como una nueva hija a quien lleva de la mano, y no sin un poco de recelo, motivado por la infinita modestia que lo caracteriza, me dio el honor de concederme la primera “entrevista” de su vida.

El periódico es una droga que te llena y te atrae, lo necesitas, es una pasión. Me jubilé y a los cuatro meses regresé para trabajar en la corrección porque me sentía útil, con capacidad intelectual para asumir la responsabilidad, y aquí estoy, en Adelante, desde hace 47 años”.

 

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s