Alaba’o!!!

En la cocina soy algo así como un tornado sin medidas.

Mi mamá tiembla cuando asumo posesión de los calderos porque dice que a mí no sobrevive ni la sal, que siempre se me olvida echarle a la comida.

No obstante después de muchas críticas, y potajes aguados, y arroces duros, y otras amargas experiencias decidí colgar el cucharón. Cambié de especialidad culinaria y como buena hormiguita me dediqué a hacer dulces.

Empecé por los pudines hasta que me especialicé en una variente medio alcohólica que ganó rápidamente adeptos. Luego vinieron los flanes, las harinas dulces, los tocinillos del cielo… las torrejas; hasta me arriesgue a preparar casquitos de guayaba y dulce de leche…

Sin embargo, la cocina y yo hacemos corto circuito: cuando me dispuse a hacer una mermelada por poco tengo que votar la olla.

Ahora ni lo intento, disfruto más el catado que el cocinado.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s