Nació

Laurita nació con mucho pelo y callada, su tiempo lo divide en hacer como los patos, según dice mami, en dormir y hacer pis. Retrasó su llegada todo el tiempo que quiso, como prueba fehaciente de que cuando apareciera iba a exigir como reinita y a ser atendida como emperatriz.

Por suerte, Cristián, el hermanito, es aún pequeño y no hubo que hacerle el cuento de que a su hermana la traía una cigüeña despistada que equivocó las fechas. Y es lindo verlo ahora, con sus manecitas tiernas y sus ojos rasgados acariciando a la durmiente.

Laurita nació, cuando quiso, llegó para probar que esta familia mía pretende solucionar la situación del envejecimiento poblacional en Cuba… y yo las aplaudo a ellas, pero espero recuerden, en algún momento, que mi salario sigue siendo el mismo, pensándolo bien me hubiera convenido una cigüeña parisina medio atolondrada que por lo menos me espaciara algo la etapa de los pañales.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s