Hubo boda

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

No fue la primera. De mi grupo de amigos(los que me acompañan desde siempre, desde los dientes de leche, y los que hice en la universidad), Ivet tuvo la delantera en eso de contraer nupcias.La boda no fue sorpresiva, el noviazgo fue una agradable noticia para todos los que la conocemos a ella y a Ariel.

Un año y tanto después, hace dos semanas, Nally me anunció el día, la hora y el lugar. Después de más de cinco años de relación se casaría con Enrique.

SE veían felices, todos lo estábamos. Yo quisiera decir más, contarles la broma de Enrique con la cerveza, o las ganas que tenía de abrazra a Nally vestida de blanco, pero el maquillaje no se podía hechar a perder, o lo nervioso que estaban ambos y que a mí me temblaban las manos como para tirar fotos.

Estoy segura que Ivet me hará una buena escena de celos cuando sepa que hice un post por la boda de Na y la suya no protagonizó ninguna mariposa, pero el asunto es este: este post más que para alguno de ellos es para el el sentimiento que los movió a los cuatro, el amor; un bien que parecía estinguido hasta que mis amigos lo juraron eterno ante mí.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s