Mi tropa, ahora también nichera

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Creo que soy la última en escribir. La única justificación es que los camagüeyanos en esta aventura no participamos y tenía que leer los posts de Kary para saber detalles; después tuve que desintoxicarme de la envidia sana y por tanto lo juro: nunca más faltaremos a un encuentro.

Por lo visto se va a hacer tradición que un calzado quiera quedarse en los más hermosos lugares de nuestra Isla, por suerte esta vez la carrera de Naldo sí surtió efecto.

No pude evitar sonreír cuando supe que Camarero fue, gente, ganamos un buen amigo, lo aseguro, y un fiel lector. La alita, la nube y yo nos quedamos con enormes deseos de verlos, de conocer a los que se sumaron y de abrazar a los turquineros.

Con nuestro salado salario y sin otra cosa en el bolsillo y la mochila que las ganas y los sueños un ya bien definido grupo de casi 50 jóvenes nos hemos propuesto conocer, o descubrir, a nuestra Cuba desde los más lejanos y hermosos lugares de su geografía.

La vocación de amar, los deseos de juntar voluntades, el incansable placer de decir, de hacer, los deseos de escribir, juntó las primeras voces allá en el Turquino, hoy ya no importan las profesiones, las formas.

La fuerza de nuestra unión está en la convicción de la amistad sincera, de los niños que siempre guardamos en nuestros corazones, del Elpidio Valdés que no dejan de imitar unos, o el tema de Voltus que no olvidan otros; porque tampoco sabemos de descansos en las luchas justas como la de los Cinco.

Además de los protagonistas casi nadie ha hecho caso de este empeño, pero no importa, mejor así, porque no importa el sitio, ni las condiciones porque casi 50 jóvenes cubanos hemos decidido ser amigos desde la virtualidad de las redes hasta la realidad de un abrazo y una sonrisa, primero en el Turquino, luego en el Nicho, después ¿en la Ciénaga?… siempre por Cuba, la Isla que topdos tenemos atravesada en el pecho.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en ¿?. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi tropa, ahora también nichera

  1. Pingback: El Nicho: epílogo « Espacio libre

  2. Pingback: Matanzas | La mariposa cubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s