Yo, nostálgicamente feliz

Hoy es el cumple del amor de mi vida. De mi gordo. De lo mejor que ha hecho en su vida mi tía Siomara.

Recibió sus 44 años lejos de casa, lejos de nosotras; y yo solo quiero estar prendida de él, como una pulga a su cachete regordete dándole todos los besos que llevo meses almacenando y los abrazos, que son un alimento rico en vitaminas y nutrientes muy subvalorado por estos días.

Por ahora no puedo hacer más que dejarle esta ensarta de mil amores en este capullo, para que la mariposa haga la magia de llevarle mis mimos y escuche una vez más mi plegaria por su regreso.

PD: Este post era para ayer, pero como la técnica es la técnica y sin técnica no hay técnica, se quedó atorado entre el ordenador y la mariposa y es solo hoy que lo puedo rescatar y llevar a feliz término, así que aquí les va, con un día de atraso y un exceso más de besos y abrazos.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en En una crónica el alma, Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Yo, nostálgicamente feliz

  1. abundancia77 dijo:

    Se ve que tiene una química impresionante…..felicidades

  2. Pingback: Nuestro idioma | La mariposa cubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s