El Gordo y el Flaco

De niña no entendía la comicidad de estos personajes.

Él uno desgarbado, tristón, retraído, desperanzado y hasta fatal.

Él otro jocoso, y risueño, medio cascarrabias.

No entendía por qué en uno de sus actos, comedias, a una mujer se le levantaba el vestido igual que a Marilyn Monroe, o por qué lanzaban tantos pasteles, si no hay nada más incómodo que tener merengue en la cara.

Ahora comprendo que la sátira, las burlas, y hasta las risas a costa de otros, de sus errores o de sus ocurrencias, forman parte de la vida. Qué sí no serían tantas cosas…..

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s