Mariposas turquineras

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Al subir no las ví. Estaba tan concentrada en llegar que casi me pisaba a mí misma. Al bajar, con la seguridad de que lo peor había pasado, la subida, y la tranquilidad y el aliento de haber alcanzado el Pico más Realísimo de Cuba me detuve en cada singularidad del paraje.

Ellas, blancas y tiernas, sencillas y olorosas estaban ahí, animando a cada alpinista, allanando el camino, si es que eso es posible, regalando cubanía y probando el merecido lugar que tienen en nuestra historia.

Por eso las dejo aquí, para que llene con su espíritu a esta cubanísima mariposa, para que le hablen de combates y de jóvenes bravos que abandonaron todo y que hicieron todo cuando muchos lo creían imposible; para que un pedacito del Turquino quede en estos pétalos cibernéticos.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, En una crónica el alma, Mi Cuba insomne, Nostalgias y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s