Cazadora de caracolas

Ella no se iba a bañar, no, pero no pudo resistirse, la costumbre fue mayor.

En honor a la verdad quien puso más empeño en sacarle sus mejores maravillas al mar fue mi ma. La primera negativa de regalo (conchas y caracolas) no fue suficiente para que esta Loredo mía se detuviera, así, sin más, después de 63 años qué poco la conoce el mar.

Planeó su estrategia: quedarse en la misma orillita donde rompen las olas y la arena es más gordita, allí sabía que tenían que estar ocultos los tesoros. Algunas buenas piezas ganó en este combate.

Ella no se iba a bañar, no; pero no pudo resistirse a cazarme algunas caracolas.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Nostalgias, Soy camagüeyana y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Cazadora de caracolas

  1. nubedealivio dijo:

    bueno, a ti y a la Yuya, que al final terminó siendo la tesorera del botín. Un beso grande pa mami Bebe, la mejor cazacaracolas del mundoooooo

  2. mujerde44 dijo:

    Muy linda la crónica a tu mami. He disfrutado leyendo tu blog. Un abrazo desde Pinar del Río.
    http://oasisdeisa.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s