Pa

En el horizonte fijo la mirada en días como este. En días, dónde no sé qué es lo que ciertamente hay que sentir. Faltaste tantas veces, que esta celebración se convirtió en una fiesta ajena, en un día común, en uno más de los 30 de junio.

A esta altura me doy cuenta que no lo sustituí, que lo dejé vacante y se quedó vacío. Hoy no quiero que lo llenes, no se vería bien, no es justo con la Soledad que tantas veces me acompañó este tercer domingo.

Cambia un poco la realidad saber que estás, lejos, pero estás, a una distancia incalculable, a un gesto torpe e indeciso, a un desarrollo que no tuvo buen principio y que, no puedo imaginar cómo terminará…

Es Día de los Padres y nunca te he sentido como uno, al menos no para mí. Sin embargo, estas líneas son para ti, para lo que debiste ser y no eres, para quizás, y si quieres, empezar por tercera vez.

No puedo olvidar muchas cosas, pero podemos dar un paso si nos tomamos de las manos y nos quedamos en silencio, así la Soledad no se sentirá relegada y habrá un poco de esperanza para ti y para mí; no sé, no sé si quieres y si de verdad yo quiero, ¿podemos averiguarlo?

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, En una crónica el alma y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s