Flores de la familia

No quería y no quiero escribir de ellas; pero lo necesito, creo que quienes llegan a este rinconcito que huele a Cuba se lo merecen.

Ellas, blancas y puras como pocas cosas en el mundo ha sido por casi dos años el mejor pretexto para este encuentro entre mariposas. Llegaron al patio de la casa familiar mucho antes de que yo soñara en hacer mi brillante aparición. Las sembró mi Gordo amado y lo hizo en acto de amorosa guataquería a quien yo le alumbré la mejor dedicatoria con este blog, a nuestra abuela Luisa.

No la conocí, la vida fue muy traicionera al dejarlo a él a los siete años y a mí de tajo, sin quien meciera nuestros sueños y nos hiciera dulces sabrosos. Ella hija de isleña y cubano, guajira semi-analfabeta pero madre ante todo supo preparar el camino de la familia: papi, su amor, nuestro abuelo-padre.

Él colonizó cualquier ausencia, llenó con el más inigualable cariño cualquier espacio. Nos enseñó el origen de cada una de las hebras de plata en su pelo, salidas del trabajo, la entrega, el orgullo y la honestidad ante todo y todos. A mí, me llenó de abuela, de sus sabores, de sus sentires y de sus olores, en especial de estas mariposas que le encantaba verlas en mi pelo.

Las orquídeas son otra historia, o la misma. Ellas vienen a ser la flor de la familia. Eran las preferidas de abuela, las únicas que solo podía tocar en fotografías, y de mes en vez, bajo millones de protestas de papi, literalmente, podía robarme una. En ocasiones me parecía que al tomarla era como si le arrancara un pedazo del alma al viejito más lindo del mundo, el mío.

La de esta foto fue la única que ha nacido de la mata que él sembró para mí en el patio de mi casa. Nació el 31 de diciembre de 2007, el último que vivió mi papi, la mala racha, que se lo lleva todo, había cegado sus ojitos bellos que tantos mimos me habían declarado, no pudo verla; pero yo sé que él no me abandona, y no sé cuándo ni cómo pero la guardo en mi mesita de noche para cuando lo vuelva a ver enseñársela.

Quizás fue su forma de dejarme algo muy nuestro para que me cuide, después de todo, como siempre me gustó decirle “las matas de orquídeas son mías, porque eran de abuela y yo soy su única nieta”. Creo que por esa sentencia, después de muchos años de suplica me hizo creer que me pasaba la propiedad de la mata preferida de abuela que, por cierto, cuidaba él… bueno como todo en casa. Él, las matas, la casa, nos hacían a nosotros, nos hacen….

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares, En una crónica el alma, Nostalgias y etiquetada , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

10 respuestas a Flores de la familia

  1. María Elena dijo:

    Sabes algo Mariposa?, hace poco regalé unas cebollitas de esta fiel e insuperable flor a una señora que prometió sembrarlas y cuidarlas para que nazcan y crezcan. Esas cebollitas están en un patio de la Ciudad de Los Tinajones, cuando sean grandes, voy a ir a conocerlas y creo que les leeré esto que aparece arriba, talvez le hagan bien para ser más fuertes. Buena rúbrica, como la que nos regalas siempre, un abrazo sur.

  2. Precioso!!!! Me has hecho estremecer al recordar las tantas orquídeas, mariposas, flores y plantas que dejé atrás en la casa de mi infancia y que mi mamá (no mi abuela) cuida con esmero y cariño infinito. También ella es de esas apasionadas… ¡Dios, cómo la extraño! Gracias por tus letras. Besitos

  3. Rubén Expósito dijo:

    CL; muy bonito y sentimental, tu honor a la orquídea. A mi me pasa algo muy parecido; es la flor preferida de mi madre; ella las cultiva y siempre, que la naturaleza, le da alguna; solamente, las puedo ver por fotos.
    De una forma u otra, en estos momentos; estamos unidos por una flor!
    Mis cariños; tanto a tu mami, como para ti.

    • Aquí estoy saldando deudas. Hace días que no me ponía de a lleno en los comentarios porque el trabajo me tiene al full y el administrador del blog también ha dado su lucha.
      Las orquídeas definitivamente son la mejor flor del mundo sino que les pregunten a nuestras madres, a la tuya y a la mía doble: mi abuelita bella.
      Besos y mariposas especiales para ti

  4. Saludos desde Canarias.
    Espero que no te moleste que haya copiado tu título de post. Copiaría otros muchos. Me han parecido sencillamente emocionantes. Lo de contar palmas reales por las carreteras cubanas, los afectos familiares, la libreria universitaria, las ganas de comerse el mundo.. Como ayer la fragancia de la mariposa cubana, hoy ..¡¡me has alegrado la mañana..¡¡
    Un abrazo
    Carlos Suárez

    • Amigo Carlos, me alegro que estos olores cubanos te hayan llenado el día, quiere decir que cumplí mi propósito. Desde que cada una de mis mariposas-posts son sembradas-colgadas en la Internet son de todos, de todos los que las quieran bien, como tú, y de todos los que quieran llegar a ella y saber y llevarse un poco de los olores cubanos.
      Acabo de hacer una visita a tu blog, me gustó mucho; y de este capullo siempre puedes llevarte todas las mariposas que quieras, solo promete que regresarás, como yo te prometo seguir contando historias propias muy cubanas en mariposas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s