Mi miedo

Nunca le tuve miedo a la oscuridad, al hombre del cucú, o del saco, ni me asustaron con las inyecciones – bueno, un poco sí-. El único temor que tuve una vez, ¡imagínense!, fue al piso, al suelo.

Resulta que en una película infantil de brujas en busca de la eterna juventud, juro no hacer alusión a ningún caso de la vida real, hacían aparecer un bicho feo de debajo de la tierra. Así fue como me tracé mi primer plan de acción:

  1. Nunca ir a la sala sola (presumía que fuera su “guarida”)
  2. Pedir que miraran debajo de mi cama cuatro o cinco veces antes de ir, literalmente, corriendo a acostarme.
  3. No pisar las rayitas del piso, solo los lugares blancos.
  4. Claro, no volver nunca más a ver esa película.

Lo cumplí, hasta el pasado fin de semana que ví la pelí y no me causó miedo; los otros puntos ya eran historia.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Nostalgias y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Mi miedo

  1. betsy dijo:

    jajajajja hocus pocus la viste jajajaja oye me dejaste con la boca abierta , hay quien le tiene miedo al futuro o al pasado , o a la muerte, pero todo se arregal , lindo lindo Mari , un beso con palmas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s