Primavera sin flores y con armas

Armas. Mucho se habla de detenerlas, de hacer un mundo nuevo donde no tengan cabida.

Además, no hay forma de construir un mundo sin que las juventudes sustenten su espíritu, sin que sean su aritotélica palanca.

Hace dos días me desperté en medio de ése cambio, de ese mundo que se re-construye desde la médula, en medio de jóvenes que salen a apuntalar los derechos vejados, a soñar gratuidades y a re-fundar naciones.

España le salió al camino a la primavera europea, llevo con ella a sus brazos mozos que cargaban sus armas, las mejores, las únicas con las que se puede construir: libros.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en De mis pensares y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s