Flor

Quién dice que las flores no pueden vivir. Quién duda que tú, cubanísima mujer de tiernos ademanes y espartano corazón, crearás con tus manos de ensueño tanto de bueno en esta tierra nuestra.

Subiste a la Sierra, bajaste a los llanos y pusiste al hombre y a la mujer en su lugar, te hiciste Mariana en el Turquino y probaste que hay muchas Grajales en Cuba.

Te llevó la muerte, te nos fuiste pronto, cuando tu sueño hacia realidad mi futuro.

No obstante sigues aquí, en cada obra, en cada mañana de libertades, en cada mariposa que abre sus pétalos.

En ésta, que también es  tuya.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en En una crónica el alma, Mi Cuba insomne, Nostalgias y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Flor

  1. Rosa Rosae dijo:

    me gustó mucho, la felicito!!!
    Un saludo desde Sevilla (España).

  2. ¿Sabes, Carmen Luisa?, yo no creo mucho en los escalafones, pero para mí, respetando a todas las reconocidas, las conocidas y las desconocidas… Celia es la mujer más grande que ha dado Cuba porque en ella se combinaron el mérito inmenso y el lugar importante que ocupó con una sencillez a prueba de cargos y un amor por la gente de pueblo que parecía divino más que humano. Nos hacen falta muchas flores como esa. Gracias por recordarla.

  3. rafael dijo:

    ¿Hay mucho de Celia en ti Carmen?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s