Mima

Te quiero aunque no te conocí. Sé que me quieres porque nadie me conoce mejor que tú. Tus besos y tus mimos son la medicina más natural y más efectiva del mundo. Cuántas veces intercedes por mí, y alcanzas los sueños que huyen para que no se escapen.

Puedo verte en la cocina humilde pero siempre limpia, sazonando tus emblemáticos potajes de frijoles negros, dejando a punto el arroz, velando de cada detalle, por más minúsculo que fuera.

Estás ahí, en la foto que me robé de la cómoda de papi- se la pedí prestada, pero ustedes que son míos, no son un bien que devuelva- como la matriarca hermosa que no sabía de números y letras, pero sí de sacrificios y entregas.

Tu café de las 10 de la mañana viene a mi mente como si pudiera sentir el aroma afrodisíaco que tú disfrutabas. Creo que por sustitución reglamentaria, cuando ya no estabas y llegué yo, papi me inició en el arte de la cafeína-adicción.

Te llevo conmigo, no a mi lado, sino en mí, en cada parte de mi ser que tu siempre novio, mi siempre papi, decía con orgullo “es de tu abuela”, en cada gesto, acción o palabra en que me sale la isleña Alamar que tengo dentro.

La vida nos jugó la mala pasada de no dejarnos ver frente a frente. Sin embargo, mi lugar es incuestionable, después de todo soy la segunda Luisa de la familia y tu hija dos veces; y tú, eres mi abuela bella, mi Mima.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Soy camagüeyana y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Mima

  1. María Antonieta dijo:

    Te envidio esos abuelos del alma que yo siempre he añorado tener. Como es costumbre, me revuelves las nostalgias familiares en el alma, menos mal que soy tu hermanita y también me toca, por alguna rama imprecisa, la maravillosa fortuna de esta abuela.

  2. leniacuba dijo:

    Carmiña, que bueno que te tenemos para recordarnos las cosas importantes en la vida. En medio de la vorágine diaria allí están los pétalos de tu mariposa para regalarnos su perfume y un aliento para seguir el camino. Gracias porque en tus líneas también estaba mi abuelita a la cual pude conocer pero que ya no esta físicamente.

  3. Pingback: Madrecita querida | La Mariposa Cubana

  4. Pingback: Recuperé… | La Mariposa Cubana

  5. Pingback: Martes | La Mariposa Cubana

  6. Pingback: 87 | La Mariposa Cubana

  7. Pingback: 87 » Yo Evoluciono

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s