El batido de Tunie

El almuerzo pasó, pasó sabiendo que paso, pero al fin…. pasó. Solo es un vago recuerdo con un efímero sabor en el subconciente.

Del hecho han pasado nada más que 3 horas, pero la remembranza de la acción me exprime el pecho.

Mientras el trabajo no encuentra reparo en mostrarse superior. Insiste en que mi cerebro razone mi compromiso social y olvide una necesidad institiva.

Y fue entonces que la magia cargada de cariño sano hizo la diferencia: un batido, al que mucho tiene que envidiarle el que ven, vino de la mano de María Antonieta ¡Qué suerte la de tener amigos!

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en ¿? y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s