El abrazo roto

Soy abrazodependiente. Sé que mi enfermedad no tiene cura. Cada vez necesito más de esa dosis de cariño gratis, que viene sin cuota y no se da “de contra” porque para ser sincero tiene que entregarse de corazón.

Sin embargo hay brazos que se resisten a domarse en el cariño de la entrega: una mano extendida, un toque en el hombro, una señal de lejos y, date por bien recibido.

Quizás no saben de los otros brazos que esperan fundirse con ellos, conjugar lo mejor de ambos y creerse que en esa fusión de Radios y Cúbitos el mundo puede cambiar.

Dicen que la vida es corta, entonces, por qué no abrazar a quien se quiere bien y darle un poquito de nuestra propia fuerza y deseos de hacer con ese natural instinto…. aquí va el mío, no lo rompan….

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en ¿? y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El abrazo roto

  1. rogelio86 dijo:

    Recibo el aroma de esta mariposa con un abrazo de luz. Allá va con la seguridad de que será bien recibido.

  2. yurislenia dijo:

    Entonces un abrazote grandeeeeeeeeeee para ti. No se lo cuentes a nadie pero yo también tengo la misma enfermedad. Un te quiero

  3. Pingback: Matanzas | La mariposa cubana

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s