Pros y contras del Bloqueo

Carmen Luisa Hernández Loredo
Admiro la entereza de tantos años. Los gobiernos en los Estados Unidos decididos a hacer valer su prepotencia. Cuba dispuesta a desafiar gigantes. Lo cierto es que el bloque/embargo es una moneda de dos caras.

Por un lado el silencio, muchos americanos desconocen que existe, y la crudeza con la que ensaña, y para otros, nativos o no, es el negocio que reportará los beneficios que asegurarán la buena vida.

Aquí, de este lado del paralelo vivir la experiencia de despertarse todo los días con él ha variado de significado con los años: mamá sintió sus primeras consecuencias, vivió la caída de un régimen social y el nacimiento de un Socialismo, aún en construcción; y se decidió por salir a alfabetizar, a recoger café, a sembrar y cortar caña.

Carlos Alberto disfrutó los años de bonanzas soviéticas que hicieron más llevadero el bloqueo, pero se hizo hombre en medio de las vacas flacas de los ’80 y construyó un día a día en el trabajo, para ahora en el siglo XXI realizar una carrera universitaria que el asma alejó en el tiempo pero un cuerpo al estilo guevariano atrapó al vuelo.

Y yo, nací casi con la caída del Muro en Berlín, al tiempo que en Cuba se alzaba otro: el Período Especial. Aunque de por vida envidiaré a los que pudieron aflorar en carne propia las emociones de la lucha contra bandidos, Girón, Octubre del ’62, Punta del Este y Las Declaraciones de La Habana debo admitir que los ’90 pusieron a prueba la osadía y el ingenio de los cubanos.

La inocencia de una infancia feliz me hizo estar al margen de los malabares que se hacían en casa, como en todos los hogares,- sobre todo en la cocina- iguales, y en escala menores, a los que sufría la economía, la industria y los abastecimientos del país. Los días fueron crudos, los años difíciles, la supervivencia de la Isla para muchos estaba en el filo de una espada.

Una vez más contra todo tarot Cuba, la proclamada Socialista y bloqueada por medio siglo, aprendía de las adversidades. Éstas también tienen dos lados: son la causa directa de muchos de los problemas reales de la actualidad, el país tuvo que aprender a sustentarse por si solo.

Aún así, continúo con su vocación de entrega, no comparte lo que sobra sino lo que se tiene: salud, educación, deporte, cultura y ciencia. Pero también los problemas sirven de justificaciones para algunas negligencias. Dificultades que crean obstáculos fantasmas en el desarrollo del país.

Con sus pros y contras el bloqueo cumple años cada enero, igual que la Revolución, y mientras el primero se anquilosa y es abucheado por la mayoría, la segunda se engrandece por su obra, es respetada por su conducta y puntea el reloj de la historia en el continente. Caben las preguntas ¿Quién bloquea? ¿Qué bloquea? El gobierno de Los Estados Unidos bloquea a Cuba; pero nadie puede bloquear el espíritu de éste, ni de ningún, país.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Mi Cuba insomne. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s