Una vida entregada por amor

Rebeca LoredoCarmen Luisa Hernández Loredo.

 Quiero presentarles a un ser especial:

La noble tarde envejece delante de una mirada deslumbrante de energía. Su rostro, delineado por amargas y dulcísimas horas, es perfecto para definir a una mujer que se crece ante la vida. Las pruebas no han sobrado en los años de Rebeca Loredo Alamar.

 Aún guarda con celo todas las enseñanzas que ha obtenido y su “mayor tesoro”, resumido en el sueño anhelado de ser madre.

 Las mujeres nunca están más bonitas que cuando sufren.*

Hija de obrero y ama de casa, recuerda una infancia feliz rodeada de las atenciones de sus padres: “Mi hogar era humilde, mi padre trabajaba muy duro para que no nos faltara nada”. El respeto y la obediencia eran de suma importancia. “Mi madre, isleña al fin, no aceptaba una indisciplina, papi no era tan recio pero nunca la contradijo.” Bajo patrones de conducta definidos se forjó su personalidad en el seno familiar.

 “Agradezco siempre la educación que me dieron”. —Bien dicen que todo no es color de rosas ¿Cuántas cosas pasaron después en la vida de Rebeca? —Muchas. Siendo estudiante de Letras, en la Universidad de Las Villas, me caí de mis propios pies y me fracturé la columna.

 Estuve mucho tiempo bajo tratamiento médico, lo que me obligó a dejar la carrera; tenía 19 años. —Ese momento debe haber sido muy frustrante, pero ¿se detuvo allí? —No, comencé a trabajar como secretaria docente del Hospital Psiquiátrico de Camagüey, que en aquel entonces era una dependencia del Hospital Provincial. Laborando en ese lugar conocí a una persona muy importante para mí, el doctor Willy Barrientos. Él me dio ánimos para que siguiera estudiando y empezara el curso de psicometría.

Cuánto encierra en sí la vida, es difícil de saber cuando se depende de sus caprichos. El 1976 la marcaría de una forma singular. “El día de la muerte de mami fue el más duro de mi existencia”. La entereza y la fuerza que no se ponen a prueba no se curten. “En noviembre de ese mismo año tuve un accidente del tránsito que me dejó muchas secuelas, sin embargo en esa misma etapa comencé mi carrera de Derecho”. —Con 39 años, una lesión cerebral benigna, epiléptica y con osteoporosis su ginecólogo le diagnosticó un fibroma y un embarazo.

 ¿Cuál fue su posición en ese momento tan determinante? —Siempre había querido tener una hija. Me hicieron estudios de genética y después de largas juntas médicas con mi neurólogo se decidió que sí podía continuar con el embarazo, sólo no podría parirla, tenía que ser cesárea

—Los médicos la apoyaron en su decisión. Sin embargo un momento determinante fue cuando a los ocho meses de gestación fue necesario adelantar el nacimiento de su hija.

Usted sabía que no podía parir, pero era un gran riesgo la cesárea teniendo en cuenta su alergia a la anestesia. ¿Su deseo de ser madre nunca fue superado por el riesgo en que ponía su vida?

—El mayor riesgo era la anestesia, pero el doctor Juan Antonio Martínez, familiarmente Bebo, se encargó de administrármela y en ningún momento dudé de su destreza como profesional. Cuando se ve tan cerca la realización de un sueño tan preciado no se permite una el vacilar. Tenía plena confianza de que todo iba a salir bien.

Mujer debe llamarse compensación*

Su esfuerzo se vio coronado con la oportunidad de disfrutar cada detalle de un nuevo ser que se moldeaba en sus manos. “Tengo una salud muy quebrantada, no sólo por los años, sino como consecuencia de las lesiones óseas que me proporcionan muchos dolores además de la cefalea constante y permanente por la lesión cerebral, ya jubilada sigo trabajando, aún tengo fueras para seguir adelante, por mí y por mi hija”.

 —Usted con pequeñas acciones ha logrado crear una relación muy singular entre ambas. ¿Cuál es el significado que tienen todos los libros que le ha dedicado a su hija?

 —La lectura es muy necesaria para ella; yo simplemente me he propuesto ser partícipe de eso. En circunstancias especiales me gusta regalarle un libro dedicado para que nunca olvide lo que aprendió y como una satisfacción propia porque pude disfrutarlo o sufrirlo a su lado.

—Rebeca, ha vivido a plenitud la vida que ha querido ¿tiene qué agradecer?

—A la vida, todo. Hoy soy una profesional realizada y tengo a mi hija, que he visto crecer y acompaño, para mi beneplácito en la construcción de su propia vida.

—A veces alcanzar los sueños suele traernos algo más que satisfacción. Los problemas no han faltado, sobre todo desde que se propuso tener a su hija. Surge entonces la pregunta final de la tarde: ¿cambiaría algo si pudiera? En el aire quedó la respuesta.

Sólo guarda esta pluma el intento por regresar al vientre de este ser a quien agradece desvelos, amores y el placer infinito de llamarle Madre.

* Frases de José Martí

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Soy camagüeyana. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Una vida entregada por amor

  1. RUBEN T. EXPOSITO dijo:

    He tenido la satiisfaccion de haber conocido a Rebeca Loredo Alamar,desde
    temprana edad;ya que siendo ella camagueyana y yo holguinero, coincidimos en el Curso de Psicometria ;comenzando en los anos 70; de ella puedo decir infinidades de cualidades;pero siempre resaltando unas mas que otras;siempre pendiente de ayudar a sus companeros y profesores en todo lo que pudiera y de ello; tuve la suerte de haber tenido una magnifica compenetracion y aun pasado los anos;puedo decir que como estudiante,\
    trabajadora,madre y amiga;no alcanzan las palabras para calificarle sus meritos. Ahora a cuatro decadas de conocerla; sigue y seguira siendo la
    misma Rebeca Loredo Alamar ; cuando sus nietos nombren a su abuelita; podran decir con orgullo:”mi abuelita es la mas linda y buena de este mundo” !!Felicidades, Rebeca y felicidades Carman Luisa!;madre e hija una sola persona! 10/16/2010.
    Felicidades Rebeca; por haber tenido una hija que sigue el ejmplo vivo de una madre ejemplar!

  2. RUBEN T. EXPOSITO dijo:

    CARMEN LUISA.
    HOY ES TU CUMPLEANOS; TE DESEO PASES UN FELIZ DIA JUNTO A TU MAMA,AMISTADES Y COMPANEROS. QUE CADA ANO QUE PASES; LOGRES
    ALCANZASR LAS METAS SENALADAS.UN ABRAZO PARA AMBAS Y PARA TI UN BESO.
    FELIZ CUNPLEANOS!
    RUBEN EXPOSITO.
    10/17.2010

  3. maty dijo:

    QUERIDA CARMEN LUISA: AGRADEZCO INFINITAMENTE TU AMABILIDAD EN MENCIONAR MI NOMBRE EN MOMENTOS TAN ESPECIALES PARA REBECA. SIEMPRE FUISTE Y ERES SU GRAN ILUSIÓN.ES UN GRAN HONOR HABER CONTRIBUIDO A TU NACIMIENTO, MERECEN LO MEJOR DE ESTE MUNDO, SOBRE TODO MUCHA SALUD Y TIEMPO PARA QUE TU MAMÁ TE DISFRUTE. MIS DESEOS DE ÉXITOS PROFESIONALES Y UNA VIDA PLENA CON OBJETIVOS LOGRADOS, UN ABRAZO MUY GRANDE PARA LAS DOS.

  4. Enrique dijo:

    Carmen:
    Por casualidad, el otro día encontré tu blog. Me alegró mucho verlo, pero más que eso, me alegró saber que te hayas metido en aventura semejante. Por desgracia, no son muchos los estudiantes que lo hacen, a pesar de que no pocos tienen talento para eso. Bueno, resumo: quería decirte que en seguida lo pusimos en el directorio de blogs que hicimos en Adelante (periodistascamagueyanos.wordpress.com) en la categoría de Blogs invitados.
    Espero “pagues” esa invitación manteniéndolo.
    Un saludo
    Milanés

  5. marcelino mata garcia dijo:

    Rebeca, estoy muy impresionado por las cosas que he leido de tu vida y de ti. De como se expresan los demas y sobre todo, porque conozco de quienes hablas. No se si te acuerdas de mi. Yo era Cirujano Plastico en el Provincial. Trabaje con Bebo el Anestesista, con Sedano, fui alumno de Willy y en general mi vida se desarrollo en el mismo medio que tu has conocido. pude encontrarme con tus experiencias, con tu quehacer y con el prestigio, admiracion y carino conque te tratan. Te felicito, pues lo mejor que se puede recoger despues de una vida de trabajo, es precisamente eso: reconocimiento, admiracion y carino. Me uno. Te deseo lo mejor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s