El Tope desCollante de Cuba

                                                       

Carmen Luisa Hernández Loredo

 

Cuba es bella. La Isla caribeña que me lleva en su seno hace casi 22 años es un paraíso en la tierra. Recorrerla, descubrirla, es tocar el cielo con las manos, llegar a la cima del mundo… sólo un ejemplo de su belleza es Tope de Collantes.

 Amanecer con el Alba es emocionante cuando se tiene la adrenalina al máximo por un viaje cercano. Ir desde el Oriente al Occidente del país es casi un sinónimo de una ida a La Habana, pero esta vez, la ruta era el centro de la Isla: Sanctis Spíritus, el municipio de Trinidad, y 800 metros sobre el nivel del mar, el Gran Parque Topes de Collantes, insertado en el grupo montañoso Guamuhaya o Sierra del Escambray.

 Pensar por un momento que en algún lugar de estos  110 kilómetros cuadrados de reservorio de numerosas especies endémicas de la flora y la fauna nacionales  anduvo, en un momento aún incierto de la Patria, el Che Guevara, fue una experiencia todavía más especial.

 Mi provincia, Camagüey, es la más extensa y llana de Cuba y desde que llegamos a nuestro destino a la veintena de alpinistas de la expedición nos parecía, casi exótico, el número de lomas que hacía de fácil identificación los lugares, según el número de ellas que separaban un sitio de otro.

 El ejercicio de caminar en ángulos de 45, o más, grados de inclinación se vio coronado siempre por el premio del conocimiento y el disfrute. Ante nuestra mirada lugares inmemorables como El Colín, La Batata, Vegas Grandes y El Caburní  parecían haber salido de la paleta y el óleo de algún pintor.

 El aire puro, perfumado por el pasto, engalanado por los árboles y  musicalizado por  trinos de Mayitos y Cotorras, dejaba a todos la tentativa de la prueba personal, el empuje para el intrépido y la seducción para los cautelosos, como yo, de atreverse.

 Pero, en honor a la verdad, la naturaleza jugó en Tope sus mejores cartas y llegar ahí, para perderse sus encantos no es precisamente un As.

 Fueron cuatro días que viví al máximo y con la total intención de guardarlos bien en la memoria. Caminar, bordear, subir y bajar lomas, escalar, bañarse en las aguas de manantiales naturales, ver las pocetas  de ríos, como Vegas Grandes, disfrutar de la tranquilidad que da el curso del agua por su cause, hacer amigos, cantar y descubrir, fueron las platos principales de las 96 horas que les resumo.

Después de todo, ni por momento deje de pensar en este cibernético espacio de mi Cuba en el mundo. La razón: por donde pasara me tropezaba con matas olorosas de Mariposas, y tuve el gusto de verlas, además de blancas,  en otros colores, amarillas y naranjas.

 Por esa flor-por el gusto hacia ella de Haydeé Santamaría, Celia Sánchez y mi abuela Luisa-  que es la Flor Nacional comparto cada una de estas líneas con el nombre de La Mariposa Cubana.

Anuncios

Acerca de lamariposacubana

Periodista. Adoro las mariposas y mi familia (la de sangre y la que la vida ha puesto delante de mí: los amigos). Me encanta escribir. Orgullosa de ser hija, amiga, tía y hermana.
Esta entrada fue publicada en Mi Cuba insomne. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El Tope desCollante de Cuba

  1. Glenda dijo:

    Ay mariposita, que tiernas cada unas de tus palabras, es una lástima que tu modestia, no nos acerque a la magia de tus palabras, gracias por privilegiarme con tus letras, deberías darnos más de esas buenas cosas que yo sé que escribes y a veces nadie lee. No prives al mundo de tus palabras. No te prives de volar, mariposita.
    Glenda

  2. RUBEN T. EXPOSITO dijo:

    Carmen Luisa;soy amigo de tu familia; por razones reservadas; me encuentro fuera de mi pais; pero eso no significa que haya dejado de sentir, la ausencia de mis raices y costumbres; las cuales no podre acostumbrarme a estar separado; por tal motivo, viajo cada vez que pueda a mi querida Cuba y volver a nacer de nuevo!.Veo en tus escritos la forma de expresar tus sentimientos; tantos patrios como familiares y aun sin conocerte he visto la calidad humana que encierras y me hace recordar a tu querida madre. Un abrazo caluroso para ambas y sepas que aun en la distancia; tienes un gran admirador de tus escritos y proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s